Consejos prácticos para acondicionar nuestro espacio de trabajo.

Ya sea en la una oficina, estudio, consultorio, taller, fuera o dentro de casa, pasamos varias horas del día en nuestro espacio de trabajo y es fundamental que logremos acondicionarlo no sólo para aumentar nuestra productividad sino también para estar cómodos y relajados.         

Te dejo por aquí cuales son para mí los puntos esenciales a tener en cuenta.

Organización

_Tenemos que tener en cuenta la espacialidad desde la colocación del mobiliario hasta los complementos que colocamos en nuestra mesa.  Personalmente creo que cuanto más despejado esta el espacio es más fácil trabajar, si no puedo circular cómodamente entre los muebles o explayarme en mi mesa de trabajo cuando lo necesito algo anda mal. 

_Tener un espacio donde podamos almacenar, categorizar y colocar los elementos según la frecuencia con que los utilicemos más o menos cerca de nuestras manos hace la diferencia.  Un espacio en orden es menos estresante, contribuye con nuestra concentración, le da tranquilidad a la mente para que sea más creativa y nos libera tiempo, el que no perdemos buscando cosas porque ya están en su lugar.

_Si te tomas unos minutos al final de la jornada para limpiar y dejar en orden tu espacio de trabajo, tu cerebro va a entender que la jornada ha terminado y por lo tanto liberarás tu mente, al otro día llegar a un espacio limpio y orden te ayudará a comenzar más relajado y ser más eficiente.

 

Iluminación

_Chau a los ambientes lúgubres que nos hacen mal a la vista y a nuestro ánimo.

_Siempre que puedas trabaja con luz natural, si puedes ubicar tu mesa de trabajo cerca de la ventana (de tal forma que el sol no te encandile) es un plus que se agradece.

_En el caso de tener que recurrir a la iluminación artificial, maneja por lo menos dos fuentes, la luminaria de techo y la de escritorio deben trabajar en equipo para tener un buen caudal general de luz en el ambiente y evitar sombras molestas.

 

Calidad del aire

_La calidad del aire en nuestro espacio de trabajo también influye directamente con nuestra eficiencia y salud a nivel físico y mental.

_La ventana es nuestra mejor amiga no sólo por el nivel de luz, sino también para poder tener un espacio ventilado, eliminar la sensación de encierro y despejar la vista cuando es necesario.

_ ¡Hola al verde! Las plantas no sólo aportan vida a la decoración de nuestros espacios, también purifican el aire, aportan energía, actúan como pantalla para reducir ruidos y crean un efecto desestresante.

 

Hazlo tuyo

_Personaliza la decoración de tu espacio. Pongamos de ejemplo el color, si bien recomiendo la utilización de colores neutros y claros porque nos transmiten mayor serenidad, si te gusta el rojo, magenta, negro o azul eléctrico, puedes introducirlo en distintos objetos para que te acompañen en el día, desde un portalápices hasta la silla; sí una silla naranja fluorescente podría cansarte pero si te sientas en ella no la veras todo el tiempo. 

_ Objetivos a la vista. Tener presente las metas que quieres alcanzar y por las cuales estás allí trabajando esas horas es muy motivador, sobre todo en los días que tenemos la energía baja o surgen imprevistos. 

 

Espero que este artículo te haya aportado aunque sea un granito de arena para mejorar tú día a día.

¡Qué pases lindo!

Saludos,

Elinne